Debes verificar que eres mayor de edad para acceder.

Ingresa con:

Facebook

Ingresa con tu mail | Soy mayor de edad,
me registraré luego

Al ingresar aceptas ser fumador mayor de 18 años y vivir en República Dominicana. Ver términos y condiciones.

Ingresar
Art & Design

Santo Domingo en el blanco de Le Blanc

Santo Domingo en el blanco de Le Blanc

Angelo Beato y Yamil Arbaje, los fundadores de la marca de ropa Le Blanc, han lanzado una nueva colección inspirada en el vocabulario de vestimentas de la capital dominicana

Seguramente han visto al más curioso de su grupo o a la amiga que anda alante del primero usando una camisa de algodón con un patito amarillo bordado. Esa es la insignia de Le Blanc, una marca local que da vida a eso de que el-que-sabe-sabe. Desde su lanzamiento a principios de 2015, el proyecto de Angelo Beato y Yamil Arbaje utilizó el boca en boca para vender sus piezas, desde la camisa estelar hasta sus suéteres y pantalones.

Este año debutaron en DominicanaModa, pero no fue el único cambio grande para la marca: de ser minimalistas empedernidos, con referencias a los básicos parisinos, han pasado a digerir con gusto el buffet de códigos implícitos de vestimenta que se dan en el desfile cotidiano de Santo Domingo. De eso se trata su tercera colección, Singular Unity, con guiños a las tribus que componen la vida capitaleña. Esta, junto a otros ya clásicos, está disponible en su nueva tienda online, lanzada hace apenas unas semanas y abierta para envíos a todo el mundo. Sí, a todo el mundo. A pesar de nutrirse de él, Angelo y Yamil no se conforman con Santo Domingo: Le Blanc quiere ser una fuerza que cruce continentes.

¿De dónde vino la idea de hacer un suéter encapuchado con el logo de la UASD?

Angelo: Yamil lo propuso con la tipografía de Harvard, apelando a cuando ves a una muchacha en UNIBE con un hoodie de UCLA o Harvard. ¿De verdad? ¡Es muy fuerte esa ansiedad social!

Ese es el motor económico de República Dominicana.

Angelo: Por eso en la colección hay chistes oscuros con esos referentes. Por ejemplo, nos obsesionamos con la figura del ingeniero.

Yamil: Está el ingeniero que trabaja con el gobierno, que se visten todos iguales. El ingeniero que se gradúa de INTEC y ejerce de manera privada se viste diferente. Luego está el obrero. Exploramos eso en actitud, en vestimenta, en gustos.

Angelo: Es pura sociología.

Yamil: Creamos una camisa satinada, y en vez de ponerle estampado de cachemir —que es paisley en inglés— creamos una compañía llamada Paisley SRL. Eso es en honor a las camisas que usan los ingenieros y a la cantidad increíble de compañías pequeñitas que viven creando.

Angelo: Salíamos y tirábamos fotos en la calle, como documentación, y lo traducíamos a Le Blanc, trabajando encima de eso. Queríamos ponerle la ropa del ingeniero al obrero, del caddy al golfista, del español ferretero al empleado.

Cuando Le Blanc comenzó con las piezas deconstruídas se entendía que era una oda al minimalismo, pero ahora hay un punto de inflexión en cuanto a creación y ejecución.

Yamil: Comenzamos muy jóvenes, y pasamos por procesos de contradicciones que hicieron que evolucionemos y que seamos mejores cada año. En ese proceso se ha dado una vuelta al minimalismo, y con esta colección encontramos nuestra verdadera identidad como marca.

¿Dónde producen las piezas?

Yamil: Tenemos tres talleres en Santo Domingo que subcontratamos, dependiendo de la complejidad de cada pieza. En Moca trabajamos con una fábrica de camisetas, con un suplidor de algodón en Perú.

Angelo: Y aparte trabajamos con un inventario. Las piezas no se hacen a la medida, sino que ya están hechas. Nos interesa ser líderes como retail dominicano.

¿Por eso decidieron trabajar con la tienda online?

Angelo: Comenzamos vendiendo cuando la gente nos contactaba por Instagram y les vendíamos directamente. Ahora con la página esperamos que sea más rápido. Hay gente que cree que el dominicano no puede tener una página web para vender sus productos, cobrando con tarjeta, mandando envíos al extranjero por INPOSDOM. ¡La gente tiene miedo! Ahora, ¿y esa misma gente no pide por Amazon? ¡Es lo mismo! Hay que confiar en lo que se produce localmente.

¿Y quiénes son entonces los consumidores que ya tienen?

Angelo: Está el publico joven que uno se espera, pero de vez en cuando nos compran doñas… y hasta Mozart La Para llevó una chaqueta nuestra. ¡Pero nuestra marca es como un mito!

Pero entonces, con esta posibilidad de enviar al extranjero, ¿piensan que su público pueda expandirse próximamente?

Angelo: Es difícil crear algo que no existe. Mira a Kikaboni, que debería vender 50 millones de pesos mensuales, pero es algo nuevo en República Dominicana. Andrés Oppenheimer dice que en Latinoamérica no existen innovadores como Steve Jobs porque, culturalmente, cuando fallamos la sociedad tiene poca tolerancia y nos destruye. Pero a pesar de eso nosotros seguimos en pie, porque queremos entrar a un sistema grande para ser tuerquitas. Ahora, no con el sueño de ir a París a colaborar con un director de arte parisino, sino llevar nuestro director de arte a París y, como dominicanos, colaborar para crear esa fuerza, algo que genere cultura. Eso es lo que buscamos.

Fotos lookbook: Fernando&Víctor | Retrato: Máximo del Castillo

Síguelos en Instagram: