Debes verificar que eres mayor de edad para acceder.

Ingresa con:

Facebook

Ingresa con tu mail | Soy mayor de edad,
me registraré luego

Al ingresar aceptas ser fumador mayor de 18 años y vivir en República Dominicana. Ver términos y condiciones.

Ingresar
Art & Design

La lista de deseos de Jusef Sánchez

La lista de deseos de Jusef Sánchez

El diseñador dominicano es uno de los nombres más aplaudidos de la generación emergente en la moda local. Desde esa posición de ventaja, ¿qué le gustaría ver en el futuro de la industria?

Si vieron a Pamela Sued en el Soberano 2017 con un vestido blanco y negro, de estructura plisada en el torso, conocen el trabajo de Jusef Sánchez. O igual la escultura roja que llevó Georgina Duluc a la edición 2016 del premio. O también la colección SS2018, presentada hace unas semanas en DominicanaModa, con 54 piezas ready to wear, desde blusas hasta vestidos hechos en tejidos como la ciberlina y el jean. O si por si acaso han visto las chaquetas de su marca paralela para hombres, Equus, sobre perchas como el cantante estadounidense Lance Bass.

Pero aparte, los diseños que salen desde su atelier en Santo Domingo hablan por el país: desde la plataforma de Miss Universo —con la pieza que llevó Kimberly Castillo durante su participación en el evento en 2015— a los nuevos uniformes que luce la Policía Municipal del Distrito Nacional.

Sánchez, en otras palabras, está camino a ser uno de los clásicos futuros de la moda local. Pero viendo el crecimiento de otras industrias homólogas en Latinoamérica, sabe que todavía hay mucho espacio para crecer, no solo de forma personal, sino como nación exportadora de productos creativos. Conversamos con él para, tras una década de experiencia en el diseño de moda dominicano, detallar su lista de deseos para el sector.

¿Estando dentro del círculo de la moda dominicana, piensas que está viviendo un punto de inflexión?

Sí: se le están dando las oportunidades de desarrollarse, y DominicanaModa se está aceptando más que en años anteriores, gracias a un sinnúmero de personas que han contribuido para que pase. Ahora, para internacionalizar la marca necesitamos conexiones internacionales y fomentar la parte de construcción, para educar a más personas dentro del área.

¿Te refieres a los patronistas?

Sí, la confección, patronaje, corte. Hay mucha creatividad pero no hay formación en el área de patrones. Hay mucho talento, pero no tenemos muchas personas que trabajen a la perfección el tema de los patrones. De hecho, dar con personas así es ir a contracorriente —a tal punto que yo he tenido que, en su momento, traer personas de fuera para poder construir y tener una calidad a la altura de la proyección de la marca—.

¿De dónde los contrataste?

Tengo personas de Perú y he trabajado con latinoamericanos que se han formado fuera, haciendo muestras en Nueva York. También, para shows en específico, he tenido que viajar fuera para confeccionar piezas. Hay maquinarias que aquí no están todavía —las máquinas de corte láser, por ejemplo, para patrones complejos— y uno se ve en la obligación de irse fuera. Esas máquinas sacan a la perfección un patrón digital y cortan sin equívoco, como debería ser. Entiendo que son muy costosas para que un solo diseñador las tenga, porque cuestan hasta 50 mil dólares y si no te dedicas a una producción masiva no puedes compensar la inversión.

Hay un gran auge de los eventos de moda, pero es un trabajo titánico a nivel personal mantener la calidad versus las cosas con las que podemos contar. O también es luchar contra muchas personas que se atribuyen el conocimiento de cómo debería quedar algo, pero no saben el esfuerzo que eso lleva detrás para mantener la moda, la silueta, y poder compararte con gente de fuera. El problema en el país no es de creatividad ni de diseño, sino ese.

¿Esa inversión que haces en viajes al extranjero para producir se justifica porque el mercado dominicano está pagando el valor del trabajo?

Sí, desde un tiempo para acá están creyendo en el trabajo y te ven como una opción. Nosotros estamos lidiando con la competencia a nivel de internet: ahí compras muchas cosas que, por la producción masiva que se hace y la distribución mundial, te sale muchísimo más barato que consumir mi producto exclusivo, hecho únicamente para ti. Sin embargo, yo tengo una cartera de clientas bastante considerable. Yo trabajo piezas a la medida y vestidos de novia, pero también diseño de uniformes institucionales —eso último me ha abierto campo para buscarle la vuelta a las cosas a nivel comercial y económico—. Para crecer, uno tiene que inyectar desde distintas áreas para poder compensar.

¿Los diseñadores jóvenes que, como tú, están teniendo la necesidad en el área de patrones, han pensado en unirse de alguna forma para suplir esa necesidad con economía de escala?

Si no se ha dado es porque quizás no hemos tenido la oportunidad de reunirnos y hablar del tema. No me cerraría a esa idea, porque es una solución bastante positiva. Quizás todavía no nos hemos unido por falta de contacto. ¡El día a día es una locura! ¡Esto es más trabajo y más trabajo y el tiempo pasa! (Risas) Pero mientras tanto, a los miembros de mi equipo los mando de viaje para prepararlos y hacer cursos. Uno ve el potencial, con la base que tienen, pero la meta es moldearlos acorde a lo que se quiere. Me siento tranquilo con el equipo que tengo, pero hay cosas que todavía no puedo tener porque se salen de mis manos, como las maquinarias.

¿Por qué para SS18 te enfocaste en hacer una colección ready to wear con piezas separadas?

Quise salir de mi zona de confort. Yo siempre trato de hacer cosas muy elaboradas, de gala, de noche, porque me gusta. Quise brindar algo diferente, porque es una necesidad y es algo que motiva al cliente que puede tener una pieza de diseñador que no sea, en jerga común, estrambótica.

 

A post shared by Jusef Sanchez (@jusefsanchez) on

Entonces hay mucha gente que está mostrando orgullo por llevar piezas de diseñadores dominicanos. ¿Cada vez son más?

¡Sí! Hay personas que hasta quizás no se atrevan a ponerse un atuendo completo pero quieren, ya que está creciendo la costumbre de apoyarnos, tener una pieza de diseñador dominicano.

Fotos: Christian Duval

Síguelo en Instagram: